martes, 17 de agosto de 2010

Las fotos de Nailea: la diferencia entre periodismo y hurto

Al momento de nacer www.callemexico.com, todo ha cambiado, al menos en la prensa de espectáculos.

Y es un buen momento para marcar un límite en mi política editorial. he decidido no utilizar más las revistas Nueva, TVNotas, TVyNovelas y Mi Guía como fuente de información.

No quedaré completamente liberado de ellas, me queda claro; pero al menos será un ejercicio muy interesante. Las razones son varias.

Una es que la prensa de espectáculos se ha vuelto increíblemente perezosa. Reactiva. No exagero al decir que una enorme mayoría de la información que circula en los medios está basada en esas revistas. Las jefaturas de información y los reporteros (muchos de ellos nuevos y sin las habilidades necesarias para ejercer el oficio) esperan el lunes y el martes para comenzar a reaccionar a lo que se publica en esos escasos medios.

El resultado es todo, menos periodismo. La mayor parte de la fuente se ha contaminado a tal grado que cada vez hay menos notas duras, y que el intercambio de información está casi enteramente basado en palabras y suposiciones.

Por otra parte, ha proliferado el fenómeno del paparazzi, muchas veces comprado a los propios usuarios finales, los lectores. El sólo hecho de ofrecer dinero a cambio de fotografías genera que los poseedores del material quieran venderlo a toda costa, ofreciendo para ello todo tipo de versiones erróneas de lo que se observa en esas imágenes.

La respuesta, casi generalizada, de los reporteros y editores de esas y otras fuentes, es que ese material se vende bien, sin considerar que bajo esa premisa también estaría justificado lo que fuera. En lo personal, creo que el paparazzi equivale al hurto. Es un robo simple. No hay diferencia entre este espionaje sistemático y entrar a la casa de los fotografiados a robarles la tele y después venderla.

Además he podido confirmar en diversas ocasiones, como prensa y como material de los paparazzi, que la información publicada es mentira. Material inferido, y distribuido en forma anónima. Detrás de la publicación no hay ni reporteros ni editores. No se hace ningún trabajo para verificar (hacer veraz) el contenido.

Hace algunas semanas, me asaltó un pensamiento: ¿qué pasaría si dejamos de "cubrir" esa información? La idea surgió a raíz de una llamada de la revista TVyNovelas. Un "reportero", quien como única carta credencial tiene la de antes haber sido "fan" de la industria y sacarse fotos con gente famosa, me llamó para tratar que yo respondiera los insultos de ciertas personas, que de otra manera no tendrían acceso a esa clase de publicidad. No respondí a los insultos, por supuesto, pero me surgió la curiosidad de saber qué pasaría si no cubría más ese tipo de información. La semana pasada, la publicación de algunas fotografías de la vida íntima de la actriz Nailea Norvind me aclaró aún más el panorama: es hora de abrevar en las fuentes directas.

No es un asunto de moralidad. No quiero ni me interesa controlar las cosas, u opinar que ese segmento de mercado no debe existir. Es un ejercicio simple: muchos han llegado a creer que limitar o exiliar esas revistas de la fuente provocará una merma en mi audiencia. De hecho, podría ser cierto. Pero podría no serlo. Hasta ahora, a tres semanas de iniciar el experimento, mi programa de radio no parece haber sido afectado.

Además, hay que devolverle la responsabilidad a quien le pertenece. Si toda la prensa se suma a la ola de comentarios de un hecho, se corresponsabiliza inmediatamente de su divulgación. No creo que la actriz haya cometido ninguna inmoralidad al hacer con su cuerpo y su vida privada lo que ella desee, pero sí la hay en comprar ese material y publicarlo. Esa responsabilidad asciende en línea directa hasta la editorial Notmusa y su dueño; pero si yo la retomo, la comparto. Y más aún: no estoy haciendo mi trabajo. Me convierto inmediatamente en el comentarista reactivo de una fuente originalmente contaminada.

Hay un asunto de interés sociológico y antropológico en el fenómeno del robo institucionalizado que representa el paparazzi. Pero no hay periodismo. Sigo creyendo que es más saludable el exceso que la censura y que cada medio debe tener independencia en sus políticas editoriales. Lo que hagan es su problema; pero no creo que pueda llamársele periodismo a algo que tiene como finalidad única el dinero. Esa trampa pertenece a los terrenos del robo y la corrupción.

Así que implementemos, evaluemos y decidamos en base a algo que hicimos y no en base a algo que dejamos de hacer. No tomaré la fuente de los paparazzi como fuente autorizada a partir de ahora. Y vamos a ver si afecta en algo el resultado final de mi producto. Es lo mismo que no tomar con seriedad lo que publica el National Enquirer en EU o los diarios The Mirror y The Sun en Gran Bretaña. Y no se trata, bajo ninguna circunstancia, de volver a los tiempos en que los artistas de la televisión eran punto menos que santos a nivel público. Se trata de probar si el escándalo gratuito y el hurto legal sistematizado son la única manera de obtener altos volúmenes de audiencia.

En lo personal, creo que no. Y creo que es un espejismo basado, principalmente, en la pereza de una fuente que ha preferido "cumplir" a secas con su trabajo y que se ha sentado cómodamente a ver qué publican tres o cuatro medios para abrevar de ahí.

Los resultados serán muy claros en un tiempo corto.

Colofón para el mundo que empieza. Es un placer colaborar nuevamente junto a muy queridos colegas, como Adrián Trejo, Perujo, Nerilicón y Alejo Garmendia. Callemexico.com está al aire. Bienvenidos.

Artículo publicado originalmente en www.callemexico.com
Email: rfranco@callemexico.com
Tweeter: @KermitFranco

5 comentarios:

  1. Por un tiempo escuché La Taquilla con regularidad y, aunque no muy metido en las noticias de espectáculos, llamaba sobremanera mi atención la forma de conducir del programa: en más de una ocasión escuché cómo 'regañabas' a tus colaboradores por presentar una 'nota' sin tener la fuente fiel. Desde entonces admiré eso pues, como profesional, eres de los más dedicados.
    Éste es un paso natural y, aunque yo ya no escuche radio por motivos meros del trabajo, mi esposa lo sigue haciendo y llegando me cuenta las nuevas, debo decir, con algo de tu estilo impregnado en su hablar.

    ResponderEliminar
  2. ¿y hasta ahorita te das cuenta? para empezar habria que dejarle de decir "prensa" de "espectaculos" para mi un programa o revista de espectaculos seria donde se analizara el contenido de los mismos, la actuacion de los actores, si una obra de teatro es buena o mala y por supuesto el cine, etc... Tú Rene, y el Horacio Villalobos en sus respectivos medios hacen este tipo de critica y lo hacen bien pero tambien le entran al chisme barato e idiota al mismo nivel del TV Notas y demas basura.
    Los supuestos programas de espectaculos y donde supuestamente se hace "critica e investigacion periodistica" como ventaneando son cualquier cosa menos "espectaculos" y el problema no es que existan esos programas, el problema es que los vemos y son parte de nuestro "entretenimiento" y peor aun de nuestra educacion, poco se analiza el trabajo de un actor o el desgloce de una pelicula (por que ni les importa, ni saben) todo es saciar el morbo por las vidas privadas y lucrar con ello que ese es el meollo del asunto.

    Haces muy bien en dejar esas revistas Rene, no las necesitas, ignoralas, dignifica tu que puedes "la prensa de espectaculos". Por ultimo, lo que si me retecaga pa dentro´es que a cualquier persona que sale en tvazteca o televisa se les llame "Artista" tambien hay que dignificar ese concepto eh, digo, ¿se puede saber cual es el ARTE que producen Ana Gargara o Alejandra Guzman?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Coincido totalmete en que hay escasez en la prensa de espectáculos en el sentido en que no se desarrolla labor periodística. Mi inquietud es la siguiente Franco: manifiestas inconformidad con esta situación, mas en tu programa de radio --sobre espectaculos-- ¿es periodismo lo que ahí se hace? Dar notas al aire mientras se navega siumltáneamente la red para repetir lo que ves (casi de forma accidental), ¿es eso periodismo? Con todo respeto, ¿cuál es la diferencia entre lo que se hace en las revistas que mencionas y lo que se hace en el programa de radio?

    ResponderEliminar
  5. En ocasiones Kermit, puedes ser mu perezoso y realmente muy pocas veces das alguna nota de espectaculos, basicamente te dedicas a comentar lo que digan Ilda Isa y Horacio, pero te sale muy bien.

    Honestamente, si el programa de radio no fuera diferente a lo que proponen esas revistuchas, no tendrian tantos años al aire.

    Tampoco los considero "Periodistas" como tal, ya que su nivel de investigacion no es muy grande que digamos, sin embargos, la manera en la cual comentan la nota!!! es lo que vale y paga escuchar el programa.

    ResponderEliminar