lunes, 11 de julio de 2011

Te amo, eres perfect@... Ahora ve al teatro





Comprendo profundamente a la gente que no va al teatro. Es un riesgo, una apuesta insegura. Y más aún con lo disparejo del nivel de los montajes en México.

Pero existe Te amo, eres perfect@, ahora cambia, ópera prima a nivel profesional de un chamaco de 27 llamado Ricardo Díaz, quien entiende muy bien lo que está haciendo.

Cómo logró llevar esta obra al Foro Cultural Coyoacanense, de dónde sacó el dinero para la producción y los derechos, y qué tanto arriesgó para poner un musical de off-Broadway a 200 pesos el boleto, es un misterio. Pero eso a mí y a la gente nos importa un rábano. Lo único que cuenta es si la obra los divierte, si les dice algo. Y lo hace, créanme, por mucho.

¿Y si nos brincamos la primera cita?

En el teatro gringo e inglés de comedia el elenco no es prioridad. La obra sí. Con titulares o suplentes, el producto debe ser el mismo. Este pequeño detalle es como la primera cita de un romance y lamentablemente muchos productores en México no superan la prueba.

Vi la obra el sábado, con los suplentes Fernanda Ostos y Adrián Pola. Jamás, nadie, notaría que esos dos no dan funciones todos los fines de semana. El desempeño escénico haría suponer que llevan meses en el papel. Y no. Fernanda Ostos apenas ha tenido la oportunidad ahora que Natalia Sosa está ya en ensayos generales de Spamalot. No sé por qué tampoco estaba Marco Anthonio, tal vez porque ésa noche le tocaba el tributo a Queen.

Pero la obra corre, impecable; bien trazada, bien dirigida, muy bien cantada y con una elección afortunada tras otra. Esto, que debería ser un asunto normal en este tipo de montajes, en México es realmente extraordinario. El señor Díaz la tropicaliza (la "achilanga", pues), pero no al estilo estúpido de los montajes de Morris Gilbert. Las groserías están en el lugar correcto, en el momento preciso. Esto, además, a través de una gran traducción y adaptación de Enrique Arce.

De los actores, hay que aplaudir una y otra vez a Cecilia Cantú y Beto Torres. La señorita Cantú trabaja en ese mismo estado de profesionalismo que llevó a Regina Orozco al nivel de respeto que hoy tiene. Beto Torres, uno de los más sólidos actores de teatro musical en México, cocinado en el eterno sacrificio de contruir día a día sus pasos en una industria que realmente no existe, lleva la obra a su más alto nivel.

De la obra, hay que decir que su autor, Joe Dipietro, debe haber tenido graves problemas para permanecer en este mundo sin volverse totalmente loco. Su claridad al observar a la gente es brutal; especialmente a las parejas. La radiografía que hace de los hombres y las mujeres, desde el noviazgo hasta la ancianidad es brillante; tanto, que raya en los límites de la psicosis. Al menos, personalmente, el autor debe haberse desdoblado dentro de sus partes femenina y masculina para lograr un texto tan poderoso.

La música de Jimmy Roberts es atractiva, dulce, invitante. Y la solución de presentaría sólo con piano es otro acierto más.

Para ir a ver Te amo, eres perfecto@, ahora cambia hay que ir a Coyoacán. De hecho, a un costado de la delegación, entre la plaza central y la cafetería "El Jarocho", a la calle de Allende 36. Ahí, de viernes a domingo (dos funciones los sábados), pagando 200 pesos, tendrán una de las mejores experiencias de teatro comercial que pueden verse en esta temporada en la Ciudad de México.

Una vez más: no digan que nadie les avisó.

Colofón para el mundo que empieza. La FIFA es como Disney. Cuida su franquicia de tal manera, que cualquiera de sus partidos se ve igual, se siente igual. Estar en el Corregidora de Querétaro o en Soccer City de Johannesburgo para ver a Brasil es una experiencia visual y auditiva idéntica. Cambian las selecciones, los niveles, los jugadores... Pero lo que firma FIFA huele y sabe a FIFA. Lo mismo con la televisión. Y si no lo creen, pregúntenle a los técnicos de Azteca y Televisa, al servicio de esta Federación durante el Mundial Sub-17. El librito de transmisiones es inalienable. Hay que aplaudirles la fuerza, la dictadura blanda. Eso que ni qué.

Columna publicada originalmente en http://www.callemexico.com

Twitter: @KermitFranco

Email: rfranco@callemexico.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada